Archive for April, 2020

18 de abril: días llenos de actividades

Saturday, April 18th, 2020

No sé cómo transcurre la cuarentena para cada uno, cierto, excepto por los que comparten conmigo a través de las redes. Algunos están desesperados por el encierro, algunos no quieren saber de la realidad, algunos anhelan un regreso total a lo que era su normalidad, y así. Yo, para no variar, voy a contracorriente. He disfrutado de, y buscado, el aislamiento social desde que nací. He vivido sola muchos años sin que me haya parecido terrible y, por el contrario, he tenido compañías que me hicieron aislarme de ellos metiéndome de lleno en el trabajo y llevando conmigo, física y amorosamente, a mi único compañerito de vida: mi escuincle.

Mi escuincle me sigue acompañando, aunque desde hace 15 años esté en otra ciudad, en otro país. Las benditas redes permiten que compartamos momentos de nuestras vidas, regalos, música, conversaciones divertidas o profundas, textos, y todo lo que es posible compartir.

Mathematician's Dice

Regalo

En estos días se vuelve el depositario de mis recetas de cocina y panadería y se pone a experimentar con lo que tiene en su despensa y lo que puede conseguir en los mercados de Guilford para preparar antojos mexicanos y pan tradicional de nuestra cocina, la de mi familia.

Yo, para no perder la costumbre, tengo un circo de muchas pistas, que incluyen:

Image may contain: flower

  • cocinar mis propios antojos y hornear el pan que me gusta;
  • mantener mi casa razonablemente limpia;
  • mantener el jardín florido y a los colibríes alimentados;
  • mantener mi página de cursos y apoyos con actividades o notas que a mí me parecen de interés;
  • no descuidar mi red de amigos y familiares muy cercanos (los que me toleran, cierto);
  • atender solicitudes de recetas, de consejos y recomendaciones, de escucha;
  • disfrutar de conciertos, ópera, películas, audiolibros (mientras cocino, son un placer), libros, y toda la oferta gratuita que surge cada día. Hoy, sin falta, estaré en la proyección de Carmen, la última producción de Alonso Escalante para el Teatro del Bicentenario, en 2017, en la versión “Quédate en casa” de la Ópera Picnic. Mañana, también sin falta, el ballet Cendrillon, transmitido por la Ópera Nacional de París;
  • bailar mientras cocino o limpio;
  • retroalimentar las tareas de los docentes del curso/tal impartido en la Univrsidad Tecnológica de Durango, los días 27 y 28 de febrero pasado. Voy con lentitud, ciertamente;
  • estudiar programación (reaprender), esta vez comenzar a utilizar HTML, CSS, Bootstrap y JavaScript. Llevo cubierta la introducción, la instalación y configuración de Sublime y de Visual Studio Code, como espacios de trabajo, y en el proceso voy “traduciendo” del ambiente Mac en el que está diseñado el curso al ambiente Windows de mi lap. De paso, trabajo en la comprensión del iglés hablado;
  • escribo rollos: El Muelle de la Sal me invitó a colaborar, primero con una conferencia, ofrecida el 4 de marzo pasado, y a publicar en su revista en Medium. Van cinco textos, en In #T5eS🌈emergencia y esclavitud digital:
En todo este tiempo, a seis semanas de mi propio aislamiento casi total, interrumpido solamente por las entregas de las compras de lo que requiero para que mis antojos y necesidades sean satisfechos, algunos eventos se han cancelado o pospuesto, por necesidad:
  • mi propio festejo cumpleañero, previsto para la primera quincena de marzo, después de regresar del curso de Durango;
  • la boda de Dulce y Eduardo, en Las Vegas, prevista para el 2 de mayo y cancelada, y la cual se realizóhace un par de días, cerca de su casa, en Santa Cruz, California, sin invitados;
  • el Comic Con, en San Diego, CA, cancelado formalemente ayer, para el cual tenía todo comprado;
  • el curso que ofrecería en Colombia, en la tercera semana de mayo;
  • la renovación de mi visa, en Guadalajara, dentro de cuatro semanas;

Tal vez ocurran otras cancelaciones, para las cuales también tenía boletos comprados, reservacione hechas, etc. Sigo muy de cerca la realidad nacional, y la contrasto con lo que ocurre en otros lados. Prefiro seguir aislada y cancelar eventos.

Excepto por esos detalles, mi vida transcurre casi sin cambios, extrañando solamente lo que simpre extraño. No puedo quejarme.

Y sueño. Sigo teniendo bellos sueños y muchas muestras tangibles de compañía amorosa. Veo el amanecer y las estrellas que pueblan mi cielo:

Arcturus, solitario