Archive for the ‘hermano’ Tag

18 de marzo: fin del puente

Monday, March 18th, 2013

¡Pues se terminó el puente! Lo bueno es que mañana tengo clases de 7 a 8:25 y de 15 a 17 horas, y ¡ya! Y no terminé de calificar, porque mi ojito izquierdo amaneció llorando inconsolablemente mientras el derecho estaba más que divertido y, peor, la fosa nasal izquierda moqueaba mientras el ojo lloraba. Mi hermano médico recomendó gotas cada cuatro horas y el uso de anteojos oscuros mientras me recupero. Va mejor pero todavía molesta un poco. Y por supuesto que no puedo trabajar por ratos largos (chateo de vez en cada rato, nomás).  Eso sí, lavé toda mi ropa.

Cuando salí a comprar las gotas aproveché para que me recortaran el pelo. Lo de siempre: las y los peluqueros hacen caso omiso de mis peticiones. Yo digo que no me gusta que me degrafilen y ella (esta vez) dice “de acuerdo, solamente le voy a hacer un par de capas ligeras para darle movimiento” y termino con una melena degrafilada, tanto que pasará un par de meses o más para que recupere el largo y la forma que quería. Y el asunto es que, dicen ellas y ellos, como yo lo quiero es demasiado marcado y no está de moda. Como si a mí me importara un comino la moda! Pero una vez que cortaron no hay nada qué hacer más que resignarse… y buscar otra peluquería.

Lo poco que he hecho es organizar la lista de bares y antros seguros sugeridos para mis alumnos que vienen de Tijuana a los Interculturales del Sistema Jesuita. Llegarán el 6 de abril y quieren salir a divertirse; y ponerme de acuerdo con algunos amigos acerca de una instalación que Andrés (antes Ramón), uno de mis talentosos ex alumnos en este grupo, quiere hacer en un árbol… y escogimos la jacaranda talada en la esquina de Bocanegra y Shubert.  Nomás se necesitan algunos apoyos.

Mañana todavía tengo algunas horas para terminar mis pendientes. Ahora nomás me vuelvo a poner gotas y me voy a dormir!

29 de mayo: tanto bueno recibido

Tuesday, May 29th, 2012

Del 20 de mayo a la fecha han pasado muchas cosas. Todos los planes han cambiado y continúan cambiando, y todo parece indicar que es para bien.

El pasado 15 de mayo estaba hablando hasta de vender mi casa en León! Y ahora estoy regresando allá (el viernes 1 de junio estaré ahí) para comenzar a reorganizar esa casa y preparar la mudanza, pero tengo un pie en Tijuana, participando en Tijuana Innovadora (Educación), con Maestros sin Fronteras, y con los proyectos que hemos ido generando a partir de Encuentro Tijuana. Y no me voy a Chetumal.

Las dos últimas semanas de mayo, en Tijuana, fueron de amigas y conciertos, de cafecitos y comidas compartidas, de conversaciones y caminatas por la playa. Dos semanas de mucho cariño.

Y ayer viajamos a Guadalajara mi madre y yo, para visitar a mis hermanos y sus familias, para comer antojos (y ha sido un banquete interminable desde que llegamos) y para que yo vaya a León a seguir visitando amigos y compartir con ellos algo mas que el pan y la sal.

En Guadalajara nos encontró mi hermano Manuel, el médico, y nos trajo a su casa en Amatlán de Cañas, en Nayarit. Hace mucho calor, pero esto es casi un retiro por la calma y el silencio. Aunque tenemos las tentaciones de la comida y las frutas de la región.

El camino de Guadalajara a Amatlán fue de conversaciones y de pararnos a cortar “ciruelas del cerro”, comprar tamales de elote y comer pitayas de todos colores, muy dulces.

Es interesante como me voy enterando de detalles de mi familia: mi abuelo paterno, quien según yo había nacido en Santiago Ixcuintla, en realidad nació en el municipio de Ixtlán del Río (ambos  en Nayarit), pero fue en Santiago donde conoció y se casó con mi abuela María y donde nacieron sus dos hijos, nos revela mi madre. Así que seguramente sí somos parientes de todos los Parra de esta zona del sur de Nayarit. La plaza de Amatlán tiene una placa con el nombre de J. Guadalupe Parra. Pero no tengo interés en investigar el árbol genealógico, por supuesto.

Nos enteramos, además, de que mi abuelo materno, Don Pedro Mos(z)queda, nació en Ahualulco, Jalisco, muy cerca de Amatlán también, en el año de 1900. A él no lo conocimos pues murió cuando mi má tenia 10 años. Así que seguramente somos pariente de los Mosquedas/Mozquedas que hay en la zona de Jalisco y sus alrededores!

Por lo pronto estamos con Manuel, en su casa y con su familia. La familia de su esposa nos ha incorporado también como familia y tengo sobrinas y primas por ese lado. Y todos nos tratan de lo mejor y nos invitan nieves, panelas, aguas frescas, y todo lo que la región ofrece. En un rato iremos a Ixtlán, y comeremos nieve del portal!

Eso y todas las novedades que me llegan por el lado de mi hijo, me hacen dar gracias por tanto bueno recibido.