Archive for the ‘San Diego’ Tag

29 de julio: conexiones

Wednesday, July 30th, 2014

Regreso a Tijuana después de una semana de paseo, de mar, de familia, en California. Los tres días que siguen serán de conectarme nuevamente con gente querida, con actividades que me interesan, de disfrutar otros espacios.

Mañana voy a la reunión de Tijuana Innovadora. La cita, como siempre, es a las ocho de la mañana. Por eso me alojé en un hotel del centro, para poder desplazarme a cualquier lado sin muchas complicaciones, sin desmañanarme. Y para poder cruzar la línea cómodamente sentada en un Mexicoach, pero eso será el jueves.

Para comenzar, tengo que ir a cambiar los pantalones que compré para Pako, está mañana. De la tienda le llamé para verificar lo de la talla: 30 x 30, dijo. Pero al verlos en la foto recordó que en realidad es 28 x 30. Lo bueno es que a la tienda se llega sin salirse del camino a Fashion Valley y sin pagar boleto extra del trolley.

En Fashion Valley necesito buscar un aditamento para el iPad, en la tienda de Apple. Y… lo que se me cruce y no cueste demasiado ni ocupe mucho espacio. De preferencia algo que necesite. Y/o un libro del Barnes&Noble. Pero sí, necesito vagar en solitario y comer un antojo de la comida asiática en Mission Valley.

Mientras, voy pensando en la reunión del martes próximo, anunciada hoy. Organizar ideas y materiales para estar preparadísima. Y compartir todo con Noel, por supuesto. Lo bueno es que tengo mil cosas en la nube.

Hoy fue un día de un viaje placentero, con hermosos paisajes, de Fullerton a San Diego. Luego conocí El Cajón, gracias a mi despiste que me llevó a subirme al trolley equivocado. Una hora pasadita entre regresar a San Diego para tomar el de la Blue Line, para llegar a La frontera en San Ysidro. Ahí, olvidar que cambiaron la salida a México y cruzar todo el puente, a pleno sol, antes de que me informaran que debía regresar a la estación del trolley para cruzar la nueva puerta de entrada a nuestro país.

Me recogió Clau Dian Cita frente a lo que era McDonnalds (ahora vacío). Después de registrarme en el hotel nos fuimos a comer al Vittorio’s, donde preparan unas deliciosas sangrías con frutas y la pizza es buenísima! Platicamos mucho y comimos rico. Y no nos tomamos ni una foto!

Mañana nos encontraremos en Tijuana Innovadora, y encontraré a otras personas que aprecio. Por ahora, ¡a dormir!

3 de abril: viaje por la frontera

Tuesday, April 3rd, 2012

Hace dos semanas, cuando fui al ISSSTE a iniciar mis trámites de pensión, me dijeron que si no me llamaban en este tiempo era señal de que no necesitaría documentos adicionales. Y no me llamaron; así que acudí pensando que todo era miel sobre ojuelas.

Primero, como mi carro sigue haciendo fila para servicio con el mecánico, me fui en taxis de ruta. Con todo y una entrada al Banamex del 5 y 10 (es un crucero en la Delegación La Mesa) para pagar la mensualidad de mi casa, hice una hora y cuarto para llegar desde Playas hasta Otay, en la otra punta de la ciudad. Un laaargo recorrido.  Y caminé desde el Blvd. Bellas Artes hasta la Delegación del ISSSTE.

Entre esperar que me atendieran y lo que se tardaron para enterarme del proceso, pasó más de una hora. Resulta que esas dos semanas anteriores se ocuparon en saber si yo estaba dada de alta en su sistema. Ysí, afortunadamente. Pero resulta que ni mi CURP, ni mi lugar de nacimiento son correctos, y no aparecen los puestos desempeñados ni las fechas en las que causé baja de cada uno. Claro, yo entregué todos los documentos hace dos semanas, de manera que tienen de dónde documentar lo que se les antoje. Pero no, una vez que me han notificado van a proceder a solicitar el cambio del CURP. Cuando eso esté listo se procederá con lo de mi lugar de nacimiento; y luego, con lo de cada empleo. Finalmente, lo del domicilio y otras minucias. Deberán pasar 15 días hábiles para que vuelva a presentarme, esperando que todas las modificaciones hayan sido realizadas. En ese momento, apenas, se iniciará el trámite de la pensión, el cual durará alrededor de seis semanas.

Entonces: de aquí a mediados de junio seguiré paseando por la playa de tarde en tarde y visitando a mi mamá y familia que la acompaña. Pero me daré una escapada a León, por ahí a fines de abril, faltaba más. De paso iré viendo lo de los arreglos que requiere esa casa.

Al salir del ISSSTE lo lógico era regresar siguiendo el camino de ida. Pero mi cabecita no da para eso. Así que crucé la línea (Ready Line para peatones, de maravilla), y tomé el único autobús que sale de ahí rumbo a San Isidro. Y gratis, porque el aparato para cobrar no servía. Pero para llega a la línea (en San Isidro)  hay que tomar un trolley y recorrer una cinco estaciones. Decidí tomarlo en la otra dirección, rumbo a Mission Valley, pero me bajé en el centro de San Diego para ir al Horton Plaza (mall). Y de ahí sí a la línea, para regresar a Playas después de cinco horas de vagancia y shopping.

Mientras comía una rebanada de pizza en la calle Fifth, me llamó Pako para decirme que ya le dieron su visa Sentri, con lo cual sus cruces al otro lado serán más rápidos. Pero todavía le falta registrar la moto. Y para ajustar detalles del paseo que haremos a Palm Springs. Ya busqué las atracciones del lugar y sus alrededores y ya tengo casi lista la maleta. El jueves muy temprano viajaré a Mexicali y…  para donde apunte el zapato!

Viajando por el lado mexicano, en la ida, gasté 30 pesos en taxis de ruta que se paran muy frecuentemente, que van repletos y sin aire acondicionado. Viajando por el lado gringo, en el regreso, hubiera gastado 1.25 dólares + 10 pesos (pero gaste 1.25 dólares extra por la excursión). Casi lo mismo, excepto por el confort y la rapidez.

Al llegar a mi colonia alguien gritó mi nombre. Eran dos ex-alumnos de la prepa que ahora estudian fuera, uno en el ITESO y otro en San Diego. Salieron a platicar conmigo un buen rato, y a prometernos una vez más una caminata por la playa y un café. Me dio mucho gusto verlos, y más, que me busquen para conversar.

Y el tiempo no me alcanza, claro. Tengo cosas que dejé a medias esta mañana. Pero estoy muy cansada de tanto caminar, así que será mañana cuando me ponga a terminar y organizar este espacio, antes de irme de vaga con mi hijo. Por lo pronto, a dormir!