Archive for the ‘videos’ Tag

1 de diciembre: noviembre acelerado

Sunday, December 1st, 2019

Si octubre fue acelerado, noviembre no dio respiro.

El viaje a Monterrey, aunque muy muy disfrutable, agotó mi energía en cada uno de sus aspectos. Glucosa y presión muy bajas y anemia (soy anémica crónica también, de origen). Los primeros días del mes fueron de sobrealimentación, reposo y poco trabajo. Volver a comer hígado de res, incorporar betabel y espinacas a mi licuado mañanero y checarme tres o cuatro veces al día presión y glucosa. La ventaja de esta colonia es que tiene una clínica a dos cuadras de mi casa, y acudí a ella para confirmar las mediciones hechas con mis aparatitos personales. Otra ventaja: una vecina, a media cuadra de casa, vende comida recién preparada, bien hecha y a buen precio. Y mi vecina Carmen, quien está atenta por si se me ofrece algo.

Con el mareo, el cansancio y la ligera migraña que producen esos bajos niveles, trabajar era prácticamente imposible y todo lo que hice fue ir tomando notas de lo que se me iba ocurriendo para cada uno de los proyectos en puerta:

  • Armar la presentación para el Congreso Internacional de Innovación Educativa: Educación Disruptiva, al que fui invitada para participar como ponente -modalidad virtual- por mi querida amiga, Dra. Milagros Huamán Castro, una de las organizadoras del evento el cual es auspiciado por la Florida Global University. Mi participación estaba prevista para el martes 3 de diciembre, y tan pronto estuve en condiciones de trabajar me puse a organizar mis notas, elaborar el rollo y el documento en Power Point correspondiente. Para el 15 de noviembre tenía lista mi presentación: Disrupción en educación. Origen y prácticas, peer review incluido. Sin embargo, el 20 de noviembre fuimos informados de que las sesiones virtuales se posponen hasta los días 7 y 8 de febrero 2020. Como quiera, eso está terminado.
  • Organizar el Taller de Evaluación, para una universidad del norte del país, que tendría que realizarse entre el 9 y el 14 de diciembre o al iniciar enero 2020, dependiendo de que reciban “el recurso” federal. A estas alturas está prácticamente terminado, y hasta tengo previsto mi viaje en autobús, que es lo más sensato en todos los aspectos. Lo mejor de todo es el trayecto de regreso, también en autobús y con escalas costeras. Solamente falta que den el banderazo de salida.
  • Las conversaciones con el profesor colombiano que me contactó después de mi ponencia en el Congreso en Monterrey van progresando. La propuesta es para asistir en mayo 2020 para ofrecer un taller de didáctica de las matemáticas a sus profesores. Falta hacer un merge de algunos materiales y adecuar la propuesta a las necesidades puntuales que me hagan saber, pero tenemos cuatro meses para desarrollarlo (diciembre no cuenta).

Mientras todos los rollos circulaban por mi cabeza sin aterrizar ninguno, Netflix y Crome Cast ayudaron a hacer más llevadera la convalecencia con algunas series y películas. Por su parte, el jijito de mi corazón dio inicio a una de nuestras tradiciones de fin de año: discutir de temas de ciencia. Así, de buenas a primeras, me soltó un párrafo (WhatsApp) sobre la medición del universo, el principio antropométrico, la probabilidad bayesiana, y la sugerencia de ver los episodios de PBS Space Time en YouTube. Y esta mamá tuvo que responder inmediatamente con Terry Tao y su conferencia en UCLA, hace 10 años, The Cosmic Distance Ladder (a la que asistí en calidad de invitada). Y a los fractales, y a un libro que hemos comprado unas ocho veces (dice Amazon), The Mystery of the Aleph. Mathematics, the Kabbalah, and the Search for Infinity; pero también a los libros de Koyré y al curso Introduction to Kabbalah que tomé hace un año. Debate intenso, como un partido de ping pong.

Tomamos un break de 24 horas antes de la segunda ronda, pero mientras le hice llegar mi regalo de cumpleaños (21 de noviembre): una suscripción a Scientific American Space and Physics por un año. A cambio me envió un audiolibro: Stars Wars, Thrawn. Ahora estamos leyendo, escuchando audiolibros (yo le envié American Gods) y viendo videos cada uno, y comentamos sobre nuestros avances a un paso más relajado mientras me va contando de los planes muy próximos a cumplirse y de los cambios que significan. Y estoy/soy feliz.

No todo es tan dulce: respondiendo a una reiterada invitación para asistir a una obra de teatro, de parte de una de las integrantes de la troupe, y a punto de entrar a la sala, un desnivel en el piso hizo que mi tobillo derecho se doblara y que yo cayera de rodillas primero, y luego casi hasta llegar al piso, de frente.  Lo que más ha tardado en sanar es el tendón que va del tobillo al dedo chiquito. La mano izquierda, particularmente el pulgar desde su base, molestó los primeros tres o cuatro días. Las rodillas se desinflamaron muy rápidamente con ayuda de las pomadas huicholas, aunque el dolor por los golpes internos tardó más de una semana en desaparecer. La costra de la herida en la rodilla derecha acaba de caerse.

Noviembre trajo también la reconexión con mi amiga, mi confidente, mi roommate, Norma Díaz. La que conoció a quien amo, la que escuchó la lectura de nuestras cartas y con quien conversé hasta altas horas de la noche haciendo la glosa de ellas. Sabe que siempre he estado enamorada de él, aún ahora. Hablamos por teléfono una media hora. Lo mejor es que vive en Aguascalientes, muy cerca de León.

Trajo una pena enorme: mi tía Lolita nos dijo adiós. También ella sabía, desde siempre, quién soy y a quién amo.

En las últimas horas de noviembre recibí una invitación para una sesión colaborativa en Delhi, vía mi querida Deepti. Hay muchas razones para ir y otras tantas para no hacerlo. Pero si mi hijo dice que podría venir de vacaciones (las cuales no estaban contempladas) por las mismas fechas del evento, la respuesta es no. Participaré en línea, como ya acordamos.

Terminó noviembre, y abrió muchas puertas. Y de nuevo: doy gracias por tanto.

 

 

9 de mayo: Un día intenso

Friday, May 9th, 2014

Viernes, fin de semana, fin de semestre (aunque para mí eso ocurrió ayer). Mi primer pendiente a resolver era el diseño del examen final del curso, para enviarlo a mi coordinadora.

Se trataba de hacer un examen comprehensivo, susceptible de resolverse en 100 minutos y que se calificará de manera sencilla. Odio los exámenes en los que se trata de hacer mil cálculos inútiles habiendo tecnología. Seleccioné cinco ejercicios, y en conjunto creo que satisfacen las condiciones para integrar el examen.

Mientras estaba en esa tarea me contactó René, uno de mis ex alumnos de Tijuana (fue mi alumno en la prepa y en la licenciatura, de los chicos que son como mis sobrinos). Se había enterado, por Facebook, de la playera del León, la de la Copa Libertadores, que le envié a Adrián, uno de mis ex alumnos de Ingeniería de la Ibero Tijuana, a punto de graduarse y a quien también quiero mucho; se la envié el martes y la recibió el miércoles por la tarde, a punto para estrenarla para el juego de semifinales del jueves entre León y Toluca. Le prometí a René hacerme cargo en cuanto y terminara y enviara el examen, anticipándole que la recibiría hasta el lunes, porque DHL no hace entregas en sábado. ¡Me dijo que esperaba estrenarla para la final!

Así que terminé y envié el examen, me fui La Guarida de La Fiera a comprar la playera y a DHL a enviarla. Mientras estaba en la fila recibí un mensaje de Rosy diciendo que había recibido el examen y que si podía impartir Probabilidad y Estadística para comunicólogos y psicólogos durante el verano. ¡Por supuesto! dije.

Pero antes, al salir de casa, me di cuenta de que los matacuaces del Municipio de León habían regresado al parquecito a destrozar los árboles, por orden de la doñita que dice que está a cargo de dar mantenimiento a ese espacio, módicos 50 pesos mensuales por casa. Me indigné, les dije que pararan, tomé fotos y las compartí para denunciar el hecho. Retomé el pleito cuando regresé de mi mandado. El recuento de los daños y de mi entripado lo puse en una nota en mi muro de Facebook.

Mientras preparaba algo de comer para recuperarme, porque las broncas me desgastan y me provocan dolor de cabeza, los colibríes (porque son por lo menos tres) aparecieron por turnos frente a la ventana del comedor. Muy agitados, ni siquiera venían a beber. Se mantenían casi suspendido frente al cristal, de frente, y regresaban al parque. Comí y salí al patio a que me diera el aire. Estando ahí pude grabar a cada uno de los tres. Y darme cuenta de que la memoria del Android estaba saturada.

Tarde casi una hora en adivinar cómo descargar el contenido a mi lap, después de instalar el software sugerido por el fabricante y que resultó inservible. Pero ahora tengo espacio para más fotos y vídeos 🙂

Con todo, el día fue muy bueno. Necesitaba descargar el estrés del semestre y era necesario un sparring. Los del Municipio sirvieron, fue un pleito útil y no hubo daños colaterales. Y me falta la doñita, como postre.

Mañana llegará mi escuincle, alrededor del medio día, y no tengo ningún pendiente más que el de ser la mamá de Pako. Será un día de compartir y de comer en casa (nunca ir a comer fuera en día de las madres, día del amor y semejantes). Y de recuperarnos.

3 de mayo: de familia y esas cosas

Thursday, May 3rd, 2012

Me desconecté un buen rato, cierto. Y no tengo idea de qué otras cosas habré hecho en los días pasados, lo único por ahora son las vivencias con mi familia.

El martes me fui muy temprano a casa de mi madre, en Buena Park. Salí a las 6 A.M y llegué allá a las 10:45. Para esa hora ya habían ubicado un spa donde podrían darle a mi má el masaje que recomendó su médico. La razón: lo contracturada que estaba como consecuencia del estrés, lo cual le provoca dolor de espalda y hasta en las piernas. La cita era a la una de la tarde por el rumbo del mall de Brea.

La dejamos en manos de una masajista que hablaba español como nosotros, originaria de Nayarit. Nos dijeron que la recogiéramos una hora después. Con Jessy y Desi recorrimos el pequeño centro comercial; encontramos un lugar donde  uno puede aprender a hacer joyería y donde, además, venden todo lo necesario; y un café muy agradable y económico y con una excelente atención. La hora pasó volando y mi mamá salió muy relajadita y con la encomienda de tomar unos tres litros de agua para eliminar toxinas y evitar dolores musculares.

Aunque mi plan era ir a recoger las películas ese mismo día, para poder regresar a Tijuana, estaba claro que sería imposible atravesar Los Ángeles para llegar a tiempo al sitio. Entonces decidimos ir a caminar al mall, comer y pasar un buen rato. Después de comer dejamos a Jessy y Desi en su casa y mi madre y yo nos fuimos de paseo y luego a reservar una habitación en el hotel. Para variar, mi hermana Nidia no quiso salir a tomar café con nosotros porque tenía trabajo, de manera que nos retiramos a dormir como a las 9 P.M., muy cansadas.

El miércoles temprano revisé brevemente mis mensajes: 200 mensajes de correo y 60 notificaciones en Facebook. Imposible leer todo, así que me limité a lo urgente. Llevé a mi má a su casa, desayunamos y me puse a organizarle su tablet y su cuenta de Skype para que pueda llamar por teléfono a mi tía Elena y otros afectos. Como a las 11 nos fuimos a recoger el DVD con las películas de mi mamá. Jessy, Desi y Chris se fueron a atender sus asuntos.

Resultó que la madre de Jessy iba a salirse temprano de la oficina para llevar a su hija al dentista, así que le preguntamos a Nidia si quería que la recogiéramos para ir a comer después de lo de las películas, dado que andaríamos “cerca” de su trabajo (zona industrial de Los Ángeles). Dijo que no, que ella saldría a las 4 P.M. Y prometimos recogerla.

Ya con el DVD y las cintas recuperadas nos fuimos a The Promenade, en Culver City. Un mall pequeño pero muy agradable. Ahí encontramos un restaurante Thai donde mi mamá pudiera comer una sopa. Resultó una excelente opción. Y a las tres de la tarde nos encaminamos para ir a recoger a Nidia. Horror de tránsito: hicimos más de una hora para recorrer como 20 millas. Pero ya juntas nos fuimos a tomar café con pastel, platicamos y pasamos un excelente rato.

De regreso a Buena Park llegamos a un Office Depot a que nos hicieran un par de copias del DVD, lo cual tardó un buen rato. A las 7:30 P.M. tomé el camino para mi casa, a donde llegué cerca de las 10 de la noche. Estaba exageradamente cansada, pero me puse a ver el video (compuesto de videos pequeños) y a hacer fotos de algunos (45) de los cuadros para compartirlos con la familia. Me dieron las dos de la mañana! Pero valió la pena ver a mi padre, a mi abuela y a tanta gente que quiero. y ver muchas cosas que me perdí viviendo lejos de Tepic.

Hoy me levanté con mucho trabajo, pero tenía que ir al ISSSTE. Había mucha gente esta vez, pero valió la pena la espera: oficialmente está hecho mi trámite de pensión y solamente debo esperar seis semanas para que concluya y me comiencen a pagar.

De regreso en el depa, luego de pasar por el super, me he dedicado a hacer videos pequeños, personalizados, para irlos subiendo a Facebook y compartirlos. Y descargar las fotos que mi má ha tomado de sus flores y de la Desi para poder liberar el espacio de memoria de su cámara.

Tres días de recuperar recuerdos y de construir nuevos. Tres días que valen mucho la pena.

6 de febrero: se acabaron los días de sol

Monday, February 6th, 2012

Amaneció un poco nublado y se ha ido poniendo peor. Y cada vez más frío. Se anuncian lluvias para los próximos días y eso significa, además, caos vial. Nada muy agradable y, por la misma razón, no se antoja salir. Por eso había que aprovechar los días pasados. Eso hace que me concentre en lo que tengo que hacer. Por una parte limpiar el depa  más concienzudamente, y por la otra resolver pendientes.

Temprano me puse a limpiar y reorganizar la notebook que estaba súper lenta. Le instalé el Kingsoft PC Doctor (recomendación de Daniel Moncecahua) y le hice todo tipo de diagnósticos y de actualizaciones. Parece que mejoró pero habrá que volver a revisar mañana. Eso me llevó unas buenas tres horas.

En paralelo traté de ponerme a trabajar en temas del Encuentro Tijuana. Pero mi cuenta de Google estaba bloqueada y me tardé más de una hora en hacer todo tipo de “gestiones” para volver a habilitarla. Pasado el medio día pude revisar mi correo y conectar todo nuevamente. Para adelantar, Ana Cristina me envió a hotmail la presentación que quedé de revisar.

Mientras las actualizaciones corrían limpié muy bien el depa digamos que en un 70%, y me fui al tianguis que los lunes se instala a dos cuadras de mi casa. Aguacates, fresas, naranjas, tomates, cebollas y medio pollo. Suficiente para completar las comidas de la semana. Eso sí, regresé cansada de la caminata y de cargar las bolsas.

Cuando regresé ya los procesos estaban terminados y podía ponerme a trabajar…después de limpiar el refri y guardar la compra debidamente lavada y lista para consumir, y después de la comida.

Trabajé en la cama, porque sí me cansé y mi espalda lo resintió. Pero primero conversé con mi madre y mi hermano Manuel sobre las novedades en sus respectivas casas. Manuel quedó de hacer lo posible para venir en el fin de semana de mi cumpleaños, para irnos al carnaval de Ensenada y la ruta del vino. Ojalá pueda. Mi má ya está lista.

Terminé la presentación y se la envié a Ana para revisión. Y desde esa hora intento tener todo lo necesario para hacer un video/tutorial del uso de Popplet. Eso ha implicado: descargar e instalar Camstudio, DivX Codec y Lame MP3. Y todavía no terminan las descargas. Lo bueno es que mañana podré ponerme en mi fase creativa y diseñar algo sencillo pero completo. Lo mejor: hasta podré hacer otro tutorial sobre cómo hacer un video desde el escritorio de mi computadora 🙂

Un día de mucha y muy variadas actividades. En cuanto se terminen de instalar los programas y pueda integrarlos me declararé en Modo relax!